Cómo quitar el gotelé sin esfuerzo: consejos y técnicas efectivas

cómo quitar el gotelé sin esfuerzo

El gotelé es una textura que sirve para disimular las imperfecciones de la pared pero que, hoy en día, ha quedado anticuada y pasada de moda. Muchas personas creen que quitar el gotelé es complicado. Sin embargo, si sabes cómo, se puede hacer de forma bastante sencilla. Si quieres saber cómo quitar el gotelé sin esfuerzo y conseguir unos resultados profesionales sigue leyendo y te contamos lo contamos. 

Cómo quitar el gotelé sin esfuerzo paso a paso 

Para quitar el gotelé de forma fácil y sencilla basta con seguir los siguientes pasos: 

1. Preparación de la pared

Antes de comenzar, es fundamental preparar adecuadamente la habitación. Cubre el suelo con papel, plástico o lonas protectoras para evitar daños y facilitar la limpieza posterior. Retira los muebles y objetos decorativos de la zona en la que vas a trabajar. Además, asegúrate de tener a mano todas las herramientas necesarias: una espátula ancha, una lija de grano medio y una mezcla de agua y detergente suave.

2. Inspecciona la superficie

Observa detenidamente la pared para identificar el tipo de gotelé y evaluar su estado. Si el gotelé está en buen estado, es decir, sin grietas o desprendimientos, podrás proceder directamente a su eliminación. En el caso contrario, es recomendable que realices previamente las reparaciones necesarias en cada caso. En muchos casos, puedes solucionar este problema aplicando directamente masilla para las grietas sobre las zonas más deterioradas.

cómo quitar el gotelé sin esfuerzo

3. Humedece la superficie

Una técnica efectiva para facilitar la eliminación del gotelé es humedecer la superficie. Utiliza una esponja o un rociador para aplicar agua sobre la pared. Asegúrate de no empaparla demasiado, ya que esto podría dañar el yeso de la parte de abajo. El objetivo es ablandar la textura para facilitar su retirada.

4. Raspa el gotelé

Una vez que la superficie esté humedecida, utiliza una espátula dentada para raspar el gotelé. Realiza movimientos suaves y firmes, evitando ejercer demasiada presión para no dañar la pared. Si encuentras zonas muy difíciles, puedes volver a humedecerlas para ablandar el gotelé y facilitar su eliminación.

5. Lija y prepara la superficie

Una vez que hayas eliminado la mayor parte del gotelé, es posible que la superficie presente todavía imperfecciones o pequeños restos de textura. Utiliza una lija de grano medio para alisar la pared y eliminar cualquier irregularidad. A continuación, limpia el polvo resultante y aplica una capa de imprimación para preparar la superficie para el siguiente paso.

cómo quitar el gotelé sin esfuerzo

6. Acabado final

Una vez que la imprimación esté seca, la pared estará lista para recibir el acabado final que desees. Puedes optar por pintarla con el color de tu elección o aplicar otro tipo de revestimiento, como papel tapiz o paneles decorativos. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante y permitir que el nuevo revestimiento se seque adecuadamente antes de utilizar la habitación nuevamente.

Alternativas para no quitar el gotelé por completo

Ahora que ya sabes cómo quitar el gotelé sin esfuerzo, cabe mencionar otra posible alternativa: no quitarlo por completo. Si quitar el gotelé por completo no es una opción viable, existen alternativas que pueden ayudar a disimularlo y darle un aspecto renovado a tus paredes. Algunas opciones son las siguientes: 

Empapelar la pared

Puedes utilizar papel tapiz o vinilos decorativos para cubrir el gotelé y darle un aspecto completamente diferente a la habitación. Asegúrate de elegir un papel de calidad y seguir las instrucciones de instalación facilitadas por el fabricante.

Acabado texturizado

En lugar de eliminar el gotelé, puedes agregar una nueva capa de textura sobre él para cambiar su apariencia. Existen diferentes técnicas de texturizado, como el estuco, el enlucido o el uso de revestimientos especiales. Estas técnicas darán a la pared una acabado que no será liso, pero tampoco del clásico gotelé. 

Pintura decorativa

Utiliza técnicas de pintura decorativa, como el efecto esponjado, el estarcido o el degradado, para disimular el gotelé y crear un aspecto visualmente atractivo en las paredes. Estas técnicas pueden ayudar a desviar la atención del gotelé y brindar un nuevo estilo a la habitación.

Saber cómo quitar el gotelé sin esfuerzo es fundamental a la hora de facilitar la tarea de eliminar este acabado anticuado y pasado de moda. Siguiendo estos pasos, podrás eliminarlo de forma fácil y sencilla. Otra opción es no eliminarlo por completo y optar por soluciones intermedias que también ofrecen muy buenos resultados. 

En cualquier caso, es importante contar con las herramientas y materiales necesarios para quitar el gotelé correctamente. En Ferretería Ibermadrid encontrarás todo lo que necesitas para este y otros proyectos de bricolaje doméstico. Visita nuestra página web y encuentra todo lo que necesitas al mejor precio.