Cómo aislar una ventana corredera

cómo aislar una ventana corredera

Las ventanas correderas son muy comunes en muchas casas, pero presentan un problema importante: dejan pasar el frío en los meses de invierno y el calor en los meses de verano. Esto hace que tengamos que invertir mucho dinero en climatización en el hogar para conseguir mantener la temperatura de confort óptima todo el año. En este artículo te contamos cómo aislar una ventana corredera en casa sin necesidad de cambiar la ventana entera. ¡Toma nota!

¿Por qué es importante aislar una ventana corredera?

Desde un punto de vista energético, las ventanas correderas suelen ser menos eficientes que otras opciones. Esto se debe a que permiten que el aire del exterior entre en tu casa a través de la separación que queda entre el marco y la hoja de la propia ventana. 

En consecuencia, esto implica una fuga térmica importante, lo que implica que nuestro hogar sea menos confortable, que aumente nuestra factura de climatización (ya sea de calefacción en invierno o aire acondicionado en verano) e incluso, favorecer problemas de salud como alergias o resfriados. 

Por ello, aislar correctamente una ventana corredera es muy importante, ya que nos ayudará a evitar todos estos problemas. Además, aislando de forma adecuada una ventana corredera, también pueden conseguir reducir una parte importante del ruido exterior, por lo que todo son ventajas.

¿Cómo hacer para que no entre aire por las ventanas?

Si quieres saber cómo aislar una ventana corredera de forma fácil, sencilla y sin necesidad de cambiar toda la estructura, la mejor opción, sin duda, son los burletes.

Los burletes para ventanas correderas son tiras de material aislante que se colocan en el marco de la ventana para reducir la entrada de aire frío. Estas tiras suelen estar hechas de espuma, caucho o silicona, y se comercializan en diferentes tamaños y formas para adaptarse perfectamente a los diferentes tipos de ventanas correderas que podemos encontrar.

¿Cómo poner burletes en ventanas correderas?

Si quieres saber cómo poner burletes en ventanas correderas solo tienes que seguir los siguientes pasos: 

  1. Limpia la superficie del marco de la ventana. Es importante que la superficie esté limpia y seca para que los burletes se adhieran correctamente.
  2. Mide la longitud de la ventana. Corta los burletes a la longitud correcta utilizando unas tijeras.
  3. Coloca los burletes en el marco de la ventana. Asegúrate de que la tira de aislamiento queda centrada en el borde del marco y que el adhesivo queda hacia la superficie del marco.
  4. Presiona los burletes con firmeza contra el marco de la ventana. Es muy importante que los burletes estén correctamente alineados y bien pegados al marco para evitar la entrada de aire.
  5. Cierra y abre la ventana varias veces. Esto ayuda a asegurarse de que los burletes estén correctamente instalados y ajustados.

Al utilizar burletes para ventanas correderas puedes reducir significativamente la cantidad de aire frío (o caliente) que entra en tu hogar y mejorar la eficiencia energética de tus ventanas. Además, los burletes también pueden ayudar a reducir el ruido exterior, lo que puede ser útil si vives en una calle concurrida o en una zona ruidosa.

Ahora que ya sabes cómo aislar una ventana corredera usando burletes, vamos a ver otras opciones y recomendaciones que te ayudarán a optimizar todavía más el aislamiento de tus ventanas.

¿Cómo hacer más herméticas las ventanas?

Además de poner burletes en las ventanas correderas, también podemos instalar otros elementos adicionales que nos ayuden a mejorar el aislamiento térmico de las ventanas de casa. Algunos ejemplos son los siguientes: 

1. Instalar cortinas térmicas 

Colocar cualquier tipo de cortina nos ayuda a mejorar el aislamiento térmico de una ventana, ya que supone una barrera adicional entre el interior y el exterior de la vivienda. Si además son cortinas térmicas (cortinas hechas de materiales especialmente aislantes), el efecto se verá más incrementado. 

2. Película de aislamiento para ventanas

Las películas de aislamiento para ventanas son películas adhesivas transparentes que se colocan directamente sobre el cristal. Se cortan a medida y, de esta forma, encajan perfectamente sobre la superficie. Estas películas de aislamiento aportan una barrera adicional al cristal, y contribuyen a mejorar el aislamiento térmico del cristal de la ventana en la que se instalan. 

3. Asegurar un buen aislamiento del marco de la ventana

En ocasiones, el problema de las fugas térmicas no procede de la propia ventana, sino de la forma en la que el marco está instalado en la pared. Si el marco no está perfectamente colocado y hay aberturas o huecos en la pared, estos espacios suponen fugas térmicas muy importantes que debemos solucionar. Para ello, solo hace falta sellar el marco y la pared con algún material aislante. Una de las mejores opciones es usar espuma de poliuretano que, una vez seca, se puede recortar con facilidad para retirar la parte sobrante antes de pintarla.

cómo aislar una ventana de aluminio

¿Qué se puede poner en las ventanas para aislar el frío?

Cuando se trata de mantener el frío fuera de tu hogar, una solución efectiva y sencilla es utilizar cintas adhesivas de alta calidad diseñadas específicamente para el aislamiento. Una excelente opción para este propósito es la cinta adhesiva Thermo Cover.

Thermo Cover es una película adhesiva transparente diseñada para sellar y aislar tus ventanas de manera eficiente. Esta película se aplica de forma muy fácil al cristal de tus ventanas y se adhiere firmemente a la mayoría de las superficies, creando un sello hermético que ayuda a evitar la entrada de corrientes de aire frío.

Las principales ventajas de utilizar Thermo Cover son las siguientes:

  • Aislamiento térmico: esta cinta ayuda a reducir la pérdida de calor en invierno al sellar las rendijas y grietas en tus ventanas, manteniendo tu hogar más cálido y confortable.
  • Ahorro energético: al mejorar la eficiencia energética de tu hogar, puedes reducir tus costos de calefacción y refrigeración, lo que a largo plazo supone un ahorro significativo en tu factura de energía.
  • Fácil aplicación: no se requieren herramientas especiales para aplicar la cinta Thermo Cover. Basta con cortarla a la medida deseada y pegarla en las áreas problemáticas de tus ventanas.
  • Transparencia: como la cinta es transparente, esto significa que no obstruye la vista ni afecta a la estética de tus ventanas.

Ahora que ya sabes cómo aislar una ventana corredera solo necesitas hacerte con los materiales necesarios y ponerte manos a la obra. Recuerda que en Ferretería Ibermadrid ponemos a tu disposición todas las herramientas y suministros que puedes necesitar para el hogar y tus proyectos de bricolaje. Entre en nuestra web y descubre todos nuestros productos.